fbpx

Procedimiento de segunda oportunidad: deudas en impago

deudas en impago

Las deudas en impago pueden ser de diferente procedencia y cuantía, siendo su incumplimiento arriesgado para la persona en situación de impago o deudora ya que estas deudas se pueden reclamar por la vía judicial llevando a situaciones más complejas aún como los embargos.

Qué es una deuda en impago

Se considera impago el incumplimiento de un compromiso de pago de un valor y fecha de liquidación determinadas y acordadas previamente. Estas deudas en impago pueden ser facturas impagadas de bienes o servicios, mensualidades de la hipoteca, cuotas de la seguridad social, deudas con hacienda, etc.

Riesgos de una deuda en impago

Aunque las penas aplicables a quien no hace frente a sus compromisos financieros atañen a la esfera de lo civil, (es decir, que no están penadas con cárcel) las personas en esta situación deberán responder con sus bienes y rentas ejecutables para cumplir con sus obligaciones.

Registro de morosos

Los registros o listas de morosos como ASNEF o RAI, son ficheros de datos automatizados que detallan los impagos de personas físicas y jurídicas. Este tipo de registros se alimentan de información proveniente de diferentes entidades y empresas, con el fin de informar sobre la solvencia patrimonial, es decir, quién paga y quién no paga sus deudas.

Procesos Judiciales

En los casos en los que no se haga frente al pago del alquiler, de la mensualidad de la hipoteca, etc., el juez tiene la potestad de ejecutar un desahucio o incluso la ejecución de otras propiedades como segundas residencias o el coche. El proceso judicial para solventar el conflicto de deudas en imago es largo, por lo que sus costes o masa, son también mayores.

Embargos de deudas en impago

Según el artículo 592 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, el deudor deberá señalar los bienes objeto de embargo. Además, como hemos mencionado anteriormente, este proceso judicial genera una serie de gastos y costas que correrán a cargo del deudor ejecutado, aumentando la cuantía inicial de la deuda.

Embargos en nóminas

Entre las posibles vías de embargo por deudas en impago, se encuentra la propia nómina del deudor, siempre que ésta supere el Salario Mínimo Interprofesional, y siguiendo una escala concreta fijada por ley:

    • Hasta 1 SMI (1.166,66 € al mes en 12 pagas, en 2022), el porcentaje a aplicar es 0%. Es decir, no se podrá embargar de la nómina ese tramo en caso de ser mayor, o se tratará de una nómina no ejecutable en caso de ser igual o inferior a esta cantidad.
    • De 1 a 2 SMI, es decir, el tramo entre los 1.166,66 y 2.333,32 € de la nómina, será embargable el 30% de la misma. Eso significa que el máximo embargable al mes será de 348,90 €.
    • De 2 a 3 SMI, el tramo de 2.333,32 a 3.498 €, será embargable el 50% de la misma, llegando a un máximo de 583 €.

Por ejemplo, en una nómina de 1.500 €, la cuenta sería la siguiente:

De los primeros 1.166,66 €, no se podría embargar nada, por lo que esa cantidad se restaría al montante total para calcular sobre el siguiente tramo: 333,34 €, a los que se aplicaría un embargo del 30%: 100 €. Quedando la nómina, en este hipotético caso, en 1.400 € brutos.

Tipos de deudas

Existen dos tipos de deudas, la deuda pública y la privada.

Deuda pública

La deuda pública es aquella que tenemos para con el Estado, por ejemplo en cuotas de la seguridad social o el pago de impuestos. En estos casos se pueden pedir aplazamientos y fraccionamientos de la deuda. Estas solicitudes se podrán referir tanto a deudas en periodo voluntario de pago como a aquellas que hubieran sido aplazadas o fraccionadas previamente, siempre que se encuentre en periodo ejecutivo de pago.

Deuda privada

La deuda privada es aquella que se tiene con otras personas, empresas o entidades de carácter privado como facturas, créditos, hipotecas, etc. En este caso, se pueden llegar a acuerdos extrajudiciales con los acreedores o acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

Cuándo prescriben las deudas

Las deudas adquiridas antes de 2015 tienen una duración de 15 años. A partir de entonces, según el artículo 1964.2 del Código Civil, las deudas tienen un periodo de prescripción de 5 años, siempre y cuando no se encuentren en un proceso judicial o exista una ejecución judicial o procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad contra éstas.

Qué es ser insolvente

Según la wikipedia, la insolvencia es la situación de no poder pagar el dinero adeudado, por parte de una persona o empresa, a tiempo. Existen dos tipos de insolvencia:

  • La insolvencia de flujo de caja o insolvencia real: cuando una persona o empresa tiene suficientes activos para pagar lo que debe, pero no tiene la forma de pago adecuada, o sea, no tiene liquidez.
  • La Insolvencia de balance o insolvencia técnica: que se produce cuando una persona o compañía no tiene suficientes activos para pagar todas sus deudas. Es decir, se da cuando una persona o empresa se encuentra en situación de bancarrota.

Requisito de insolvencia en la Ley de Segunda Oportunidad

Según la Ley de Segunda Oportunidad, la insolvencia se da cuando el deudor se encuentra en una situación por la cual no puede cumplir regularmente con sus obligaciones exigibles como créditos, facturas, impuestos, cotizaciones de la Seguridad Social, etc.). En este caso, la persona con deudas en impago podrá acogerse al procedimiento de Segunda Oportunidad.

Cómo la Ley de Segunda Oportunidad ayuda a las persones en situación de insolvencia

Para las personas en situación de insolvencia, ya sea ésta técnica o real, la Ley de Segunda Oportunidad ofrece la oportunidad de establecer un plan de pagos de acuerdo a de la evolución de la renta y recursos, o la exoneración parcial o total de su deuda, según la situación.

Desde Creditaria, te invitamos a ponerte en contacto con nuestro despacho de abogados desde el que analizaremos tu situación personal ofreciéndote asesoramiento especializado, negociando con tus acreedores y haciendo todas las gestiones necesarias para renegociar tus deudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *