El papel del mediador en la ley de segunda oportunidad

10/09/2018 - empresas, particulares ley de segunda oportunidad

El papel del mediador en la ley de segunda oportunidad se halla encaminado a lograr un acuerdo extrajudicial de pagos entre acreedor y deudor.

Además, en caso de no lograr este acuerdo, el mediador podrá convertirse en administrador concursal al iniciarse el concurso.

Por tanto, el mediador podrá intervenir en dos fases diferentes y en cada una de ellas llevará a cabo una serie de funciones:

Fase del acuerdo extrajudicial de los pagos

En primer lugar, el mediador en la ley de segunda oportunidad debe reunir una serie de requisitos contemplados en la Ley 5/2012, de 6 de julio de mediación en asuntos civiles y mercantiles:

  1. Persona física o jurídica
  2. Ser titulado universitario o formación profesional superior.
  3. Curso específico para el ejercicio de la actividad mediadora.
  4. suscribir un seguro de responsabilidad civil.

Además, las funciones del mediador en fase previa al concurso son las siguientes:

  • Comprobar la documentación aportada por el acreedor y requerir al deudor en aquella que considere como complementaria
  • Verificar los créditos del deudor
  • Convocar una reunión entre deudor y acreedor
  • Hacer una propuesta de acuerdo extrajudicial de pagos, la cual incluirá un plan de pagos, un plan de viabilidad y una propuesta de cumplimiento regular de las nuevas obligaciones.

En caso de no llegar a ningún acuerdo, se entenderá finalizado el procedimiento y se decretará el inicio del concurso.

Fase del concurso consecutivo

El mediador concursal, además de los anteriores requisitos, deberá reunir los dispuestos en el artículo 27 de la ley concursal.

  1. Economista, titulado mercantil, auditor o abogado con 5 años de experiencia.
  2. Superar un examen de aptitud profesional.

Asimismo, las funciones del mediador en la fase concursal son las siguientes:

  • Administrar el patrimonio del deudor
  • Emitir un informe para los acreedores y los hechos que pudieran devenir
  • Rehabilitar los contratos de préstamo y cualesquiera otro de créditos
  • Modificar el orden de pagos
  • Realizar inventario definitivo
  • Remitir dicho informe así como el listado definitivo de acreedores.
  • Realizar informes trimestrales de operaciones de liquidación e informe final que justifique las operaciones de liquidación.
  • Solicitar la conclusión del concurso.

Ya tuvimos ocasión de tratar este tema en otro de nuestros artículos, al cual puedes acceder aquí: El mediador concursal en la Ley de la Segunda Oportunidad

En definitiva, si el mediador logra alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos y, por lo tanto, no se declara el concurso consecutivo, las funciones a realizar y, por ende, el esfuerzo y la responsabilidad que le son exigidos son innegablemente inferiores a las requeridas al administrador concursal.

Si quieres contar con nuestro asesoramiento o ampliar información, nuestros profesionales te ayudarán. ¡Contacta ahora con nosotros!

Comparte Facebook Twitter LinkedIn Google

Deja un comentario