Los menores de edad ante la herencia

27/06/2018 - Divorcios y separaciones, Sucesiones y testamentos Los menores de edad ante la herencia

Los menores de edad llamados a heredar necesitan contar con un procedimiento especial en una herencia que permita velar por sus intereses.

Cada vez más son los progenitores que deciden acudir al notario para otorgar testamento buscando la protección de sus hijos menores de edad por si faltan de forma inesperada.

En este contexto, nos podemos encontrar ante diferentes situaciones:

Protección de los menores de edad cuando son llamados a heredar en una herencia y sus padres viven

Cuando aparecen herederos menores de edad en una herencia, serán sus padres o tutores quienes los representen.

Además de lo anterior, el procedimiento de aceptación es especial ya que sólo podrá aceptarse una herencia de un menor a beneficio de inventario.

Todo ello, para evitar que los menores de edad puedan heredar deudas.

Sin embargo, si los progenitores o tutores quisieran renunciar a la herencia en nombre de los menores de edad, tendrán que disponer de una autorización judicial para ello.

Protección de los menores ante el fallecimiento de los dos progenitores

En estos casos, los progenitores tienen la posibilidad de nombrar en testamento un tutor para sus hijos.

Así, debemos tener en cuenta que esta decisión debe ser muy reflexionada ya que la persona que sea nombrada tutor será quien administre el patrimonio de los menores. También ser la que tome decisiones importantes en sus vidas, tales como la educación, por ejemplo.

Por tanto, deberá elegirse a una persona de máxima confianza y responsabilidad. Sería recomendable nombrar a más de una por si, llegado el día, dicha persona no quisiera o no pudiera aceptar el cargo.

Pese a la importancia e implicación de una tercera persona a la que se nombrará tutor, no es necesario que ésta comparezca ni muestre conformidad. Bastará con que el progenitor la designe en testamento.

Sin embargo, cuando los progenitores no han nombrado tutor en testamento, debemos acudir a la aplicación del artículo 234 del Código Civil. Detalla el orden de preferencia en la figura del tutor y dispone:

  1. Al designado por el propio tutelado, conforme al párrafo segundo del artículo 223.

  2. Al cónyuge que conviva con el tutelado.

  3.  A los padres.

  4.  A la persona o personas designadas por éstos en sus disposiciones de última voluntad.

  5.  Al descendiente, ascendiente o hermano que designe el juez.

Este es el orden prioritario. Excepcionalmente, el Juez, en resolución motivada, podrá alterar el orden del párrafo anterior o prescindir de todas las personas en él mencionadas, si el beneficio del menor así lo exigiere.

Por último, hemos de tener en cuenta que la protección de los menores de edad llamados a heredar se intensifica cuando quien los representa es un tutor.

En esta situación y, ante la partición hereditaria, el tutor siempre necesitará contar con autorización judicial una vez se haya aprobado. Sin embargo, esta especial protección no se exige para los progenitores.

Protección de los menores de edad cuando fallece un progenitor en situación de divorcio o separación

En la sociedad en la que vivimos actualmente, es muy frecuente que los padres se encuentren divorciados o separados.

En estos casos, la ley establece que cuando uno de los dos progenitores fallece sin testamento, será el progenitor sobreviviente el que represente a los menores en la herencia.

Dicha figura será equiparada al administrador de bienes. Sin embargo, dicha situación sólo perdurará hasta que éstos alcancen la mayoría de edad.

Además, este hecho se produce con independencia de quien tuviera la custodia. Al morir uno de ellos, el otro recibe automáticamente la custodia de los menores, sin que para ello sea necesaria una resolución judicial.

Así las cosas, para evitar estas situaciones que normalmente y, por desgracia, suelen ser muy desagradables. Lo mejor es que los progenitores designen en su testamento la persona que desea como administrador de los bienes de sus hijos menores.

Además de lo anterior, no sólo podrá nombrarse un administrador. El progenitor podrá dejar instrucciones en el testamento acerca de los bienes de los menores.

Si necesitas asesoramiento sobre cómo proteger a tus hijos, un experto te dará la mejor solución para tu caso. ¡Consúltanos!

 

Comparte Facebook Twitter LinkedIn Google

Deja un comentario