El recurso de alzada

14/05/2018 - Derecho civil El recurso de alzada

¿Qué es el recurso de alzada?

El recurso de alzada es un recurso administrativo que tiene por objeto trasladar y someter una resolución al órgano superior jerárquico del que la dictó.

Se trata de una forma de agotar la vía administrativa que actúa como requisito imprescindible para poder acudir a la vía judicial contencioso administrativa.

En este sentido, el recurso de alzada constituye un presupuesto procesal siempre que el acto administrativo recurrido proceda de un órgano administrativo que dependa jerárquicamente de un órgano superior.

Así, para poder reclamar un asunto ante los juzgados del orden contencioso administrativo es necesario recurrir en alzada para lograr un acto impugnable que haya sido dictado por el órgano superior jerárquico.

Actos y resoluciones recurribles en alzada

El artículo 121 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, establece que son recurribles en alzada las resoluciones a las que se refiere el artículo 112.1, que son:

  1. Las resoluciones cuando no pongan fin a la vía administrativa
  2. Los actos de trámite, en tres supuestos, si éstos:
  • deciden directa o indirectamente el fondo del asunto
  • determinan la imposibilidad de continuar el procedimiento
  • producen indefensión o perjuicio irreparable a derechos e intereses legítimos

Sin embargo, se recogen una serie de excepciones, teniendo en cuenta que pondrán fin a la vía y, por tanto, no podrán ser recurribles en alzada:

  1. Las resoluciones de los recursos de alzada
  2. Aquellas resoluciones dictadas en los procedimientos de impugnación del artículo 112.2, que se refiere a supuestos o ámbitos sectoriales determinados, y cuando la especificidad de la materia así lo justifique
  3. Las resoluciones de los órganos administrativos que carezcan de superior jerárquico, salvo que una Ley establezca lo contrario.
  4. Los acuerdos, pactos, convenios o contratos que tengan la consideración de finalizadores del procedimiento.
  5. La resolución administrativa de los procedimientos de responsabilidad patrimonial, cualquiera que fuese el tipo de relación, pública o privada, de que derive.
  6. La resolución de los procedimientos complementarios en materia sancionadora a los que se refiere el artículo 90.4.
  7. Las demás resoluciones de órganos administrativos cuando una disposición legal o reglamentaria así lo establezca.

Órgano competente y plazos

El artículo 121.2 de la Ley establece, con carácter general que el recurso de alzada “podrá interponerse ante el órgano que dictó el acto que se impugna o ante el competente para resolverlo”.

En este sentido, el recurso de alzada deberá presentarse ante el mismo órgano que dictó el acto impugnado, o bien frente a su superior jerárquico.

Además, los plazos para interponer el recurso de alzada dependen del tipo de acto:

Por un lado, si el acto fuera expreso, contaremos con un mes para interponer el recurso.

Por otro lado, si el acto es presunto, que sería el caso de que no contemos con resolución por no haber respuesta de la Administración (silencio administrativo), el plazo será de tres meses.

En este sentido, es importante recurrir en plazo puesto que, de lo contrario, la resolución sería firme y no podría impugnarse.

Si estás interesado en recurrir alguna resolución de la Administración, no dudes en consultarnos tu caso, ¡contacta con nosotros!

Comparte Facebook Twitter LinkedIn Google

Deja un comentario