Los accionistas y bonistas del Banco Popular

12/09/2017 - particulares Banco Popular

El pasado 7 de junio se anunciaba la compra del Banco Popular por parte de Banco Santander por 1 euro, dada la situación de falta de liquidez del Banco.

Así, se amortizaron las acciones de la entidad viéndose perjudicados miles de clientes de Banco Popular como consecuencia de esta medida.

¿Quiénes son los afectados y qué solución hay para los clientes el Banco Popular?

Son 300.000 accionistas y titulares de bonos subordinados y bonos convertibles del Banco Popular los que se han visto afectados, perdiendo la totalidad de su inversión por la reciente decisión.

En consecuencia, existen varias modos de reclamar la pérdida, tanto por una posible vía administrativa como por la vía penal y civil. Pero, en nuestra opinión, la más recomendable para clientes minoristas es la acción individual por la vía civil.

En este sentido, es posible recuperar la inversión realizada en Banco Popular ejercitando varias acciones establecidas para la defensa de este tipo de casos. Esto es debido a la falta de información veraz o la deficiente información suministrada a los clientes sobre la verdadera situación financiera de la entidad.

¿Quiénes pueden reclamar a Banco Popular?

En principio, puede reclamar cualquier perjudicado por la pérdida de su inversión. Pero el éxito dependerá en cierta medida del momento de la compra de los títulos.

En este sentido, por ejemplo, si la compra de acciones tuvo lugar en el momento de la ampliación de capital de mayo de 2016, confiamos en la alta probabilidad de recuperación de lo invertido.

El fundamento es que, en el momento de la ampliación de Banco Popular, el folleto entregado contenía ciertas inexactitudes sobre la situación financiera de la entidad. Además, la venta posterior de los títulos no tendría por qué afectar al éxito de su procedimiento ya que realmente lo relevante es el momento de adquisición de los acciones.

Sin embargo, el caso podría complicarse si la compra y venta se realizó ya en el momento en el que se podía conocer la falta de solvencia de la entidad. Pero la realidad es que la entidad ha tratado de ocultar su situación real hasta el final por lo que el conocimiento ha sido reciente.

Por otro lado, los Bonos convertibles y Subordinados que fueron canjeados por acciones van a seguir reclamándose como hasta ahora ya que el éxito de las demandas es alto, sin perjuicio de que se tendrá en cuenta el mayor perjuicio ocasionado por la reciente decisión.

¿Qué plazo tenemos para reclamar?

En función de la acción que reclamemos en la demanda, existe un plazo de prescripción de entre 1 y 5 años ya que la normativa recoge responsabilidades diversas.

En Creditaria Estudio Legal, contamos con abogados que están analizando la situación actual y os informarán de las posibilidades de actuación en función del caso concreto. ¡Contacta con un experto en la materia!

Comparte Facebook Twitter LinkedIn Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *